sábado, 24 de agosto de 2019

La chapa que dice lo que tú no puedes

Hay ocasiones en las que te gustaría mandar a la... bueno, ya sabes dónde queremos decir, ¿a que sí? El problema es que no siempre puedes decirlo y eso es un problema, y además de los gordos porque te vas envenenando con tu propia rabia y, al final, lo que sale es mucho peor.

Pero también puedes probar a que sea otra cosa la que diga lo que piensas por ti. ¿Qué tal una chapa de Positivos



Imagina la situación. Has discutido con un compañero porque no lleva razón. Y por culpa de eso te has metido en un lío. Ahora bien, resulta que quieres decirle cuatro cosas bien dichas, pero no puedes hacerlo porque sería empeorar la situación. ¿Qué hacer?

No hay problema, tienes la chapa de los pepinos. Y esa sí que tiene un mensaje directo para él: que te den por donde amargan los pepinos. Oye, que si se siente aludido él sabrá, que tú solo llevas una chapa molona en tu camiseta y no has dicho ni mu por tu boquita. Si piensa que va dirigido a él será porque habrá hecho algo mal, ¿no crees?

No hay comentarios:

Publicar un comentario